martes, 21 de noviembre de 2017

Rotundidad

Me muero con rotundidad; de hecho todos morimos. Lo que sucede es unos somos consientes y otros, desgraciadamente la jodida mayoría, piensa que son eternos. Pero la realidad es que desde que te paren, te expulsan, a la sucia vida, sin tú pedirlo, por cierto, empiezas a morir. Es duro, mierda, pensar así, pero es como funciona. Luego te queda un asqueroso y jodido techo hasta que tapan la tapa.
Si eres valiente puedes acabar con ello antes levantando un dedo mientras caes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario