domingo, 1 de julio de 2012

No tenemos alternativa

Que aflicción me recorre el espinazo, me oprime el corazón y me hace reventar de pesadumbre. La losa que acarrea mi existencia, mi yo, me convierte en un ser completamente decaído, sin fuerzas y con nulas esperanzas puestas en ninguna parte.
Hastíado de ver pasar tullidos, desheredados, pobres de solemnidad, avariciosos sin escrúpulos, chupocteros, imbéciles sin miramientos, ciegos, haraposos. Se nos ha ido de las manos, hemos querido jugar a un juego milenario, pero la naturaleza intrínseca asquerosa que corroe lo más profundo del ser humano se revela constantemente. No hemos aprendido nada, absolutamente nada, continuamos masacrándonos y maldiciendo al diferente, al pobre, al negro, al ateo y al creyente. Presumimos de avances, ¿qué avances? mierda tecnológica que nos sangra el cerebro y nos jode el entendimiento, incapaces de comunicarnos mirándonos a los ojos hablamos enganchados a una puta máquina anónima y atormentada. Nadie quiera parar esta sangría de despropósitos ni este torrente de mierda que nos arrastra y nos engulle. ¡Paren joder! Parar esta máquina que yo me quiero bajar, me quiero tumbar en el césped y rascarme la barriga.
El que salta desde un balcón no es un cobarde, es un lúcido. Es la única cosa sensata que nos queda, un salto en comunidad hacía la nada. Mientras un solo hombre o una sola mujer, supediten sus vidas al despótismo, a la incultura, a la ignorancia, al capricho de otro ser humano, el resto es un auténtico fracaso, una cortina de humo que lo que realmente pretende es engañar y envelesar, distrayendo de lo realmente necesario.

martes, 12 de junio de 2012

El día que llegue la Parca...

Simplemente somos estúpidos, no hay adjetivo que mejor nos defina. Sin duda, habremos desarrollado aviones, internet, y mil gilipolleces más como la silicona para las tetas o las pistas de tenis y los coches de fórmula uno, y el baloncesto, tipos grandes que parecen gilipollas intentando meter una pelota en un aro; por no hablar del puñetero fútbol, soccer en américa del norte (otros tontos que no tenían un buen surtido de inútiles deportes y encima adoptan el fútbol). Y es que una buena sociedad, si aparte de cristiana, la tienes bien entretenida, puedes ir pegando petardazos por el mundo, destripando tripas de niños pequeños, violando mujeres y destrozando países para beneficio de unos pocos y descalabro de unos muchos.
Joder.... qué mierda es este trozo de tierra en el que estamos, en el que nos hacen nacer, nos malcrían, nos engordan, nos envilecen y luego nos sueltan al ruedo para mordernos y deborarnos los unos a los otros.
Y aquí seguimos, 10.000 años después de plantar la primera semilla, 160.000 años desde que somos especie reconocida, joder unos 4 millones de años desde que bajamos de los árboles, para rascarnos las pelotas y el culo, y decidimos expandirnos por la gran esplanada que se abría ante nuestro ojos, y ¿qué? de qué ha sirvido; de bien poco ostia, no hay diferencia entre el tipo que se comía el tuétano de los huesos de los animales muertos y el tipo que se come toda la basura que le sirven en los restaurantes de comida rápida. El día que llegue la Parca nos pillará rascándonos el culo y las pelotas y pensando en pagar la hipoteca.

martes, 29 de mayo de 2012

Estúpido mundo...

¿Qué fue de aquél ciego que no escuchaba y de aquél vidente sordo? Seguro que no llegaron hasta el fondo del infierno como aquél imbécil que no pensaba...

martes, 24 de abril de 2012

Resvalo con la realidad...

Pues eso... cada vez que salgo ahí fuera, resvalo con la maldita realidad...

El Gordo

Y el "Gordo" apareió.

-Pasa -apartando su mugrienta cortina- tienes mala cara; deberías de dejar de tomar esa mierda que os suministran, parace como si os robaran el alma y os controlaran los pensamientos; vuestra creencia pasan a ser sus creencias, las reciclan y os devuelven una "cortaypega" de sus ideas implantadas en vuestros subconscientes como si de allí surgieran por vosotros mismos. No tío, eso que tomas te mata en vida; mientras que unos morimos cuando nos llega la hora otros morís cuando nada más nacer. Joder, deberías dejarlo, hazme caso olvida cuando te prometieron y acepta tu viscosa existencia. Es la única solución; puedes creerme...

lunes, 9 de abril de 2012

Sin fuerzas para continuar...

Mierda. Todo se me retuerce en las entrañas. Me enfrío, como si la llama se fuera apagando, extinguiendo, como si me quedara sin oxígeno, y trato de respirar hondo, pero no; ¿no hay forma de reavivar el fuego? Sin otro motivo, hoy escucho canciones de otros tiempos, tiempos de esperanza, de eternidad, de ilusión, de respuestas... ¿qué hay ahora? ¿qué narices estamos esperando? ¿es cierto que hemos nacido para esta rutinaria existencia? Desenfoco la vista, como desenfoqué hace tiempo mis esperanzas difuminando el futuro que al contrario que un día soleado y claro se me presenta encapotado, cegador, molesto... increiblemente incómodo.
Pero esta música... tendremos que sonreír, convivir con esta nostalgia mágica y trágica que nos hace disfrutar de los momento pasados. Por ahora nos dejaremos mecer.